Blogia
Escritos desde el páramo

En busca del chocolate del loro: Orión y otras hierbas (IV)

 

 

 

 

Viene de aquí

 

 

Continuemos con la partida (o con la parida). Antes de explicar qué tiene que ver la astronomía con todo este tinglado, D. Javier tiene tiempo para equivocarse una vez más:
Estos Textos de las pirámides comenzaron a ser estudiados a partir de 1881 por el egiptólogo francés Gaston Maspero, y aunque constituyen una de las fuentes documentales más impresionantes de la antigüedad, son aún relativamente poco conocidos fuera de los círculos más especializados." (Pág. 29)
¿Los Textos de las Pirámides son poco conocidos? Menos mal que se puso einsteniano y añadió el "relativamente" para que la chorrada no fuera absoluta sino... relativa. En fin, que por extraño que le parezca al Sr. Sierra, los meros aficionados también sabemos de qué va esta película algo que no es extensible al propio D. Javier al que parece que este tema le pilla in albis adhibitis.
En los siguientes párrafos el Sr. Sierra es capaz de acumular unos calificativos que hacen pensar que se acerca una prueba absolutamente demoledora:
"...dicen en términos absolutamente inequívocos..." (Pág. 29)
"Demostraba sin género de dudas..." (Pág. 29)
"...Bauval transcribió algunos pasajes inequívocos..." (Pág. 29)
Pero una prueba ¿de qué? De que "...el difunto rey Osiris se volvía una estrella en la constelación de Osiris-Orión." (Pág. 29)Bueno, veamos qué prueba es ésa:
"Oh rey, era esta Gran Estrella, la Compañera de Orión, que atraviesa el cielo con Orión, que Navega el Otro Mundo (Duat) con Osiris; asciendes por el este del cielo, te renuevas en tu debida estación y rejuveneces a tu debido tiempo. El cielo te ha parido con Orión...
(TP 882-883)" (Págs. 29-30)
Vaya por Dios. En este párrafo queda demostrado sin género de dudas que el dúo Bauval & Sierra tienen problemas con el léxico. Veamos, si el rey difunto es una estrella que es "la Compañera de Orión" queda claro que no es ninguna de las que forman la constelación de Orión puesto que nada es compañero de sí mismo. Así pues, la prueba prometida no lo es en modo alguno.
Puesto que Bauval & Sierra son incapaces de hacer una defensa aceptable de sus creencias, me permitirán que ejerza de abogado del diablo y lo haga por ellos (ya les dije que el conocimiento que demuestran de los TP es mínimo). Veamos. Tenemos que demostrar tres cosas distintas:
A-El faraón es asimilado con Osiris.
B-El faraón-Osiris se convierte en una estrella.
C-Esa estrella es una de las que forman la constelación de Orión.
¿El faraón resucitado se asimila con Osiris? Sin ninguna duda (y de forma en modo alguno sorprendente si recuerdan el mito osiríaco ya que la resurrección de éste es parte fundamental de esa leyenda). Los textos que pueden citarse como confirmación de esa aseveración son numerosos, por ejemplo:
"Oración de Nut, la gran benéfica: El Rey es mi hijo mayor que nació de mis entrañas; él es mi amado, con quien estoy muy complacida." (TP 1, Pág. 1)
Dejando de lado la cuestión de en qué textos muy conocidos aparece una declaración muy similar a ésta, debemos aclarar que Nut es la madre de Osiris y que éste era su primogénito. Por tanto, tenemos ya la asimilación del faraón resucitado con Osiris.
Prosigamos. ¿El faraón muerto y resucitado se convierte en una estrella? Sin duda. También hay numerosos textos que así lo indican, por ejemplo:
"El Rey es un grande, el Rey ha surgido de entre los muslos de la Enéada. El Rey fue concebido por Sejmet y fue Shesmetet quien dio a luz al Rey, una estrella brillante y muy viajera, que trae productos lejanos diariamente a Ra. El Rey ha llegado a su trono que está sobre las Dos Señoras y el Rey aparece como una estrella." (TP 262-263, Pág. 57)
Por último, ¿eso tiene lugar en Orión? Eso ya no está tan claro, aunque sí se pueden aducir textos que confirman esa lectura, por ejemplo:
"La Duat ha asido tu mano en el lugar donde se encuentra Orión..." (TP 802, Pág. 122)
¿Significa eso que Bauval y Sierra tienen razón? Sí y no (y supongo que en este momento estarán empezando a pensar que cada día me explico mejor). En las Consideraciones finales que anteceden a su traducción de Los Textos de las Pirámides, Francisco López y Rosa Thode advierten:
"Nos gustaría destacar que no deben leerse los textos de forma aislada. Un análisis individual de los pasajes no conduce más que a contradicciones y especulaciones." (Pág. VI)
Eso es algo completamente cierto y vamos a verlo a continuación. Por ejemplo, ¿podemos citar algún texto que asimile al faraón difunto no con Osiris sino con otros dioses? Podemos, por ejemplo:
"Tomo mi asiento que está en el horizonte; aparezco como Sobek hijo de Neit, como con mi boca, orino y copulo con mi falo; soy el propietario de la simiente quien toma las mujeres de sus maridos siempre que quiera según su deseo." (TP 509-510, Pág. 89)
"Yo soy Satis, que tomo posesión de las Dos Tierras, La Ardiente que recibe sus dos orillas..." (TP 812, Pág. 123)
¿Podemos citar algún texto que no describa la ascensión del faraón difunto como una estrella? También podemos, por ejemplo:
"Yo ascenderé al cielo hacia ti, oh Ra, porque mi cara es la de los halcones, mis alas las de los patos y mis garras los colmillos de El de la Montaña Cerastes." (TP 461, Pág. 83)
"Una escala es anudada por Ra ante Osiris, una escala es anudada juntamente con Horus ante su padre Osiris cuando él va hacia su espíritu..." (TP 472, Pág. 85)
Por último, ¿podemos citar algún texto que indique que la estrella en que se convierte el faraón resucitado no es una de las que forman parte de Orión? Uno ya lo hemos visto, el que supuestamente (según Bauval y Sierra) confirmaría lo contrario de lo que realmente dice. Por cierto, la estrella compañera de Orión tal vez sea Sirio (Sotis para los antiguos egipcios -les recuerdo el texto anterior en que el faraón se identifica con Satis, diosa vinculada con Sirio-) o Procyon (Alpha Canis Minoris). No obstante, no es el único, veamos alguno más:
"Su hermano es Orión, su hermana es Sotis,
y él se sienta entre ellos en esta tierra para siempre." (TP 2126, Pág. 225)
"Abre tu lugar en el cielo entre las estrellas celestes, porque tú eres la Estrella Solitaria,..." (TP 251, Pág. 55)
Evidentemente, el calificativo de Estrella Solitaria "no le pega ni con cola" a las estrellas de Orión. Posiblemente, esto sea una referencia a Venus (ya, ya sabemos que no es una estrella pero los egipcios llamaban estrellas a los planetas).
Hemos visto como es posible hacer citas de los Textos de los Pirámides que sostengan una tesis... y también su antítesis. ¿Por qué? La respuesta la dejaremos para la próxima entrega.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres