Blogia
Escritos desde el páramo

Nueva concesión del premio Favila el Osado (febrero 2009)

Recuperemos una mala costumbre, la de otorgar nuestro innoble galardón a la persona o medio de comunicación que más se haya distinguido por ciscarse en la Historia y la madre que la parió. No, no es que estos meses hayan faltado candidatos (por ejemplo, aquel insigne nuevo Nemrod de la judicatura española que necesitó que alguien le certificara que lo del "Españoles, Franco ha muerto" no era ninguna invención de Arias Navarro) sino que a fuer de escuchar paridas uno termina por insensibilizarse hasta el punto de ser capaz de ver un telediario mientras come.

Para conseguir romper esa coraza, la chorrada tiene que alcanzar unas cotas casi inimaginables y eso es algo que pocas veces sucede aunque el demérito de los que sí lo logran sea inmarcesible. Pues bien, este mes Andalucía TV se ha coronado de laureles, ha alcanzado la gloria, se ha colgado de su pecho varonil la aúrea presea... en definitiva, que la ha cagado.

Pongámonos en antecedentes. Febrero, además de ser el mes de los enamorados que sean lo suficientemente cursis como para celebrar san Valentín, es el mes en el que algunos recuerdan a Charles Robert Darwin por la sencilla razón de que vino al mundo el 12 de este mes en 1809. Una sencilla operación aritmética nos llega a la conclusión de que este año se cumplíó el 200 aniversario de su nacimiento por lo que se le ha prestado una mayor atención a los actos, mas alguno parece que ha oído campanas pero no sse ha enterado de dónde está la iglesia.

Un colaborador del programa Contraportada de la citada Andalucía TV se hizo eco del acontecimiento de la siguiente forma:

"...12 de febrero, tal día como hoy... pues... Darwin inventó el... la Teoría de la Relatividad..."

Aunque debo reconocer que me importan un bledo estas celebraciones que, además, son profundamente injustas por olvidarse del co-descubridor del proceso de la selección natural, Alfred Russel Wallace, no puedo dejar de señalar que el periodista cometió tres errores en una única frase (lo que tiene un demérito de consideración).

El primero es que Darwin no inventó nada. Pudo inventar la fregona, el bolígrafo, la bombilla o la boina con dos rabillos, pero no un mecanismo natural que "sólo" pudo descubrir al igual que hizo Wallace.

El segundo es que un "12 de febrero, tal día como hoy" lo que hizo Darwin fue nacer. Por muy precoz que resultara el infante, no consta que entre llanto y meconio comenzara a dictar su parte del texto de Sobre la tendencia de las especies a crear variedades, así como sobre la perpetuación de las variedades y de las especies por medio de la selección natural, el título unitario de dos trabajos de Darwin y Wallace que se leyeron ante la Sociedad linneana de Londres el 1 de julio de 1858 en lo que supuso la presentación pública del descubrimiento de la selección natural por parte de ambos autores.

El tercero es que por muy genial que fuera Darwin no tuvo nada que ver con la Teoría de la Relatividad porque ésta se la debemos a Albert Einstein.

Como habrán podido comprobar, las televisiones públicas siguen cumpliendo con su labor de cultivar a las masas. La cosecha de nabos promete ser excelente.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres